El fascismo del siglo XXI

Iritziak

El fascismo del siglo XXI

 

Un partido fantasma agita la bandera del fascismo español del siglo XXI.

 

La presencia o no del águila de San Juan, emblema de la monarquía absolutista española, utilizado por el fascismo-franquista en su cruzada asesina, no nos confunde, hace tiempo que se tornó buitre neoliberal y vuela ya durante décadas sobre esta democracia pactada bajo sus negras alas, sobre las fosas y trincheras olvidadas de miles de combatientes anti fascistas, que yacen sin nombre y esperan traicionad@s con el silencio de la masacre con el que se dejaron cautivar o embaucar, para la democracia del viejo régimen, sus nuevos acólitos en la transición "modélica" española, para dar paso a la cínica retórica de la derecha franquista, de no abrir viejas heridas para hacer posible  la reconciliación y la convivencia bajo esa "democracia" entre  represaliad@s y verdugos. Todo en nombre de la democracia borbónica franquista que estos últimos ofrecieron bajo amenaza de reiteración de su cruzada sangrienta, para así poder reinventarse y reconstruirse, a cambio de dejarles participar en el monopolio de su nuevo negocio "demócratico".

Traición de la izquierda socialdemócrata, y burguesías nacionalistas, junto al franquismo de la derecha, construyen desde el 78 la democracia constitucional española, desde sus cloacas, cincelada en lápida sin nombre, con ruidos de sables, torturas y sórdido sistema penitenciario y ejecuciones encubiertas...

Quien se levantó y siguió luchando desde el pueblo trabajador vasco y otros, sabía bien a que se enfrentaban y que la lucha era el único camino. 

Así las cosas, el cadáver del asesino dictador no acaba de pudrirse bajo su losa. Otros cuarenta años más mecido entre las 'plegarias" de la vieja iglesia del sempiterno poder del nacional catolicismo y su cruzada de "sacas". Pero no se quedan ahí: con altiva desfachatez pretende secuestrar hasta las almas de los cadáveres que amontonaron como trofeo, arrojándolos en la fosa común del tétrico mausoleo que preside la momia de Franco y el falangista Primo de Rivera, impregnado todo, como lo hace el azmizcle, de su nauseabundo espíritu nacional adherido a columnas y paredes...de la constitución que dejó como herencia. 

Cuartel y baluarte del símbolo del genocidio católico franquista. Genocidio que hoy el revisionismo derechista ensalza y niega a partes iguales, en impresentables tertulias mediáticas.  Perpetrado con la bendición de la Iglesia católica apostólica y romana española, ejecutando por la paz y "pacíficamente", en el nombre de Dios y la patria única. Otro gran milagro que ahora reclaman sin pudor, su herencia de Tapia de cementerio ametrallada, con liturgia de crucifijo y tiro de gracia...

Es la justificación de la derecha (golpista) española, ejecutora del crimen impune de lesa humanidad, con sus macabros escuadrones  de la muerte, de falangistas, requetés, ejército golpista, jueces de negras togas...guerrilleros de Cristo Rey tod@s, e intocables hasta hoy en día. Siempre ultramontana, por mucho que te digan... no hay otra diferente "moderna" y democrática, sencillamente, por que eso no existe.

Hoy se representa bajo las siglas del pp-upn-cs-vox-y nazi falangistas varios..., cada cual tiene su función, en la gran familia franquista, son los de siempre empujando para un mismo sentido "en lo universal": negocio y fascismo. Unidad nazi-onal indivisible, bajo el dominio de la economía de mercado del capita y el Ibex.

Pero a pesar de todo tenemos que soportar de algun@s, que la "democracia" del 78 corre peligro, que estamos ante una involución democrática, que hay que protegerla, sobre todo sus instituciones autonómicas, que quieren eliminar con el 155, y hay que participar en su trampa electoral...la insteria ante lo ultra; funciona.

Por que a demás <<otro, fantasma recorre el mundo>> y la derecha de la vieja Europa de rancia tradición fascista, casi olvidada y solapada durante décadas por el modernismo fascista del (neo)liberalismo democrático con la colaboración y pasividad de la socialdemocracia, también saca a relucir sus viejos correajes ideológicos sobre camisas negras, azules, y cruces ganadas, que no se muestran....y ya desfila altiva por las avenidas electorales de la democracia burguesa, haciéndose fuerte en su "crisis", pregonando el cierre de fronteras, pero solo para  l@s pobres.

La misma democracia europea liberal que retuvo las armas en la frontera, para que l@s milician@s anti fascistas no pudieran parar al sanguinario ejército golpista español que se abría paso con bombardeos y fusilamientos masivos y espeluznantes, y a pesar de todo, en nombre de la neutralidad y la no intervención lo hicieron: Mejor una España franquista y católica, que una revolucionaria y socialista. Esa es la democracia europea.

Hoy el sistema del capitalismo para reinventarse, como en el 78, blande la papeleta del miedo, haciendo que su ultra derecha enseñe los dientes, mientras su (neo)liberalismo traza verdaderamente sus nuevos planes, desde las anchas y pulidas mesas de sus consejos de administración. Allí fluyen viscosas, las directrices del G20 con las que impregna de miseria y buenas palabras, a las clases populares trabajadoras, mientras la burguesía se enriquece. Ofreciéndose a si misma como alternativa para cortar el paso a ese fascismo de pecho henchido que le "reta" en su propio terreno, pero que al final esta derecha liberal que dicen "buena" o "menos mala" y que algun@s creen votar -como mal menor-  con la nariz tapada, aunque en realidad lo hagan con los ojos y la (in)conciencia, en esta farsa de la recolección del voto del miedo, va más allá que el propio discurso ultra implementado las políticas de est@s y más. 

Le Pen o Macron se complementan, son dos caras de una misma moneda: apéndices del mismo sistema del privilegio, para controlar el mundo, al servicio del capital, por encima de sus falsas democracias...nuevo fascismo en estado puro.

Y es que ese fascismo neoliberal, a veces necesita de viejas banderas para perdurar, aunque de momento sólo las agite como un señuelo lleno de nostalgia y odio para azuzar el miedo con sus perros de presa, sus camisas negras y azules, porque se siente y se hace fuerte ante la debilidad de una izquierda volcada a la socialdemocracia y plegada a su sistema electoralista, el del régimen de capital y su corrompido relato. Pero necesita configurarse, regenerarse de su propio desprestigio, que genera sus ultra-duros ataques neoliberales, sobre la población trabajadora, y lo hace azuzando los miedos del populismo ultra.

La paz social asumida por la izquierda sistémica, es su bastión, y desde ahí propaga su falso discurso del bienestar y pacifismo como ejemplo de democracia y libertad, con total tranquilidad, elección tras elección, ante la miseria que esparce, protegidos por las porras y los fusiles de su policía de asalto.

Aquí, bajo el dominio de la España constitucional el franquismo nunca se fue, anido y evolucionó en su constitución como una larva, y ahora pierde su vergüenza y hace volar al viento su estandarte de terror, hablando de ética y democracia, para ganar elecciones inyectados por las grandes corporaciones del capital, pero orgullosa de sus pasadas hazañas de sangre que no se lava para mantener el ordenamiento constitucional.

Es el mismo fascismo, el que nos explota, saquea y mata, es el capitalismo global y sus democracias…y aquí en E.H. se llama constitución y su apéndice bajo la ocupación: autonomismo vasco-español en conjunción con el centralismo francés disfrazado de pseudoautonomía incipiente. 

Acaso VOX, la Falange, el PP-UPN, ciudadanos, el PSOE, burguesías nacionalistas periféricas…van a abolir, de su constitución, en nombre de una democracia verdadera, el artículo que dice que España es indivisible y el que pone como garante de esa unidad los tanques del ejército golpista español (esencias ambos del fascismo franquista)

Mientras en Francia, Le Pen asusta y Macron gana elecciones en última instancia, implementando las mismas políticas centralizadoras, neoliberales y anti emigración. La banca y la economía de mercado de esta manera avanzan y nunca pierden. Solo se siente amenazadas  cuando arden las calles y empiezan hablar de estados de emergencia.

Es que la democracia española va a renunciar a su monarquía franquista, va a depurar su judicatura y audiencia Nacional, ejército golpista...es que el resto de partidos, los que aceptaron sus reglas de juego entonces y los que lo han hecho ahora, a la vez que hablan de ruptura en la "conmemoración" de una constitución que juran y acatan mansamente asimilad@s, para mantenerse en sus instituciones (que hipocresía). Van poder -si quisieran-  hacer algo más que medrar en sus cómodas poltronas, más allá de sus discursos supuestamente soberanistas y sociales, diciendo que hay que regenerar el régimen, ¿regenerar este régimen fascista? ¿participar en él?

Es que acaso el sistema del aguilucho va a renunciar a la estructura de la democracia capitalista donde anida. Van a repartir lo robado, a través de las ventanillas de sus bancos rescatados a costa de la precariedad y el desahucio de miles de trabajador@s y reintegrar su botín de guerra ?

Que no nos distraigan con viejos señuelos, la bandera del águila fascista, es la misma que la del escudo de la monarquía constitucional. Es el estandarte del devastador buitre de San Juan, del franquismo neoliberal, que ha volado de su bandera para alzarse mejor sobre tod@s nosotr@s, el pueblo trabajador, y la enseñan cuando conviene azuzar miedos para sentirse más fuertes, y ahora parece que crece y se hace prepotente, pierde sus vergüenzas y se muestra tal como es.

¿Vais a seguir hablando de regenerar su democracia, para que se siga alimentando durante más años de ella? o les vamos hacer frente en las calles de la dignidad -fuera de sus cuarteles institucionales dónde se reafirma asimilándonos...elección tras elección, repito.

¿Saltaremos de una vez a las calles de la ira revolucionaria?  o seguiremos enganchados al régimen contando votos, esperando que se "alineen los planetas" para que salga ese buen resultado en la máquina electoral de la democracia fascista, y cantar victoria, cuando es sabido que con esa perversa maquinaria siempre gana sus dueñ@s: el fascista capital.

Porque el fascismo no llega ahora, es una gran mentira que propaga el propio sistema. Está instalado en él desde siempre, es el alma política de su falsa democracia, es el propio sistema.

Sólo que ahora utilizan la amenaza ultra populista, como alternativa a sus crisis de desprestigio para un@s, y amenaza para que otr@s se replieguen en el sistema "democrático" participando como "mal menor", ahí tenemos como ejemplo el 15 M, que fue asimilado para sacar el conflicto de las calles a través su repliegue institucional, de la mano de un podemos ensalzado y controlado por los medios de opinión del sistema, primero  y luego dejado caer, y que ahora bien aleccionado, reclama una unidad institucional para defender ese mismo sistema de la supuesta amenaza ultra de VOX...el círculo del neoliberalismo fascista se cierra por la parte ideológica más débil de ese populismo que se decía <<<que de ni de izquierda ni de derecha.>>

Empeñad@s algun@s en una imposible regeneración, que les hace ser sus cómplices, porque no lo dudes, quiénes participan de esta democracia con total normalidad, son cómplices de ella, aunque pretendan lo contrario y por mucho que coloquen sus retratos. ...los retratos del fascismo, del viejo y del nuevo, cabeza abajo.

Kiko

 

 

 

Comments (0)

There are no comments posted here yet

Leave your comments

Posting comment as a guest. Sign up or login to your account.
0 Characters
Attachments (0 / 3)
Share Your Location