Gazteak

Desde Txometxea Idiazabal, espacio okupado con mas de 10 años de historia, queremos haceros participes de los acontecimientos que estamos viviendo en los últimos días. Hace mas de una década, unxs jóvenes del pueblo okuparon este edificio de mas de 20 años abandonado, buscando una solucion directa al problema de la vivienda.

Para responder a esta pregunta es necesario aportar algunos datos importantes. Hablando de números, los jóvenes en Euskal Herria representan el 13 % del total de la población, en una horquilla de edad entre los 15 y 29 años. A recordar, Euskal Herria es una de las naciones europeas con menor proporción de jóvenes. De ellos el 51% son hombres y el 49% mujeres. Aproximadamente el 7% tienen algún hijo o hija. 

Ayer veíamos las imágenes de la policía autonómica vasca cortando la luz en el barrio de Errekaleor de Gasteiz, volvíamos a ver a quienes apuestan por alternativas al sistema capitalista y se atreven a vivir fuera de sus normas enfrentándose a la represión institucional. Vaya desde aquí toda mi solidaridad y fuerza para todas ellas, vuestra valentía y coherencia marca el camino. Ante el enorme repliegue social vivido en EuskalHerria vosotras sois de los pocos movimientos que han dado un paso al frente, el movimiento okupa esta fuerte y el sistema les/nos reprime porque lo sabe perfectamente.

Los gaztetxes surgieron y siguen existiendo con la idea de arrancar de cuajo un pequeño o gran espacio a la legalidad capitalista y devolvérselo a la gente. Devolvérselo para usarlo contra esa legalidad, para ir creando contrapoder sirviendo de herramienta a colectivos y movimientos sociales y culturales. Sirven en definitiva para oponer una alternativa popular al actual sistema, una alternativa fuera de la legalidad pero con una gran legitimidad.