Borroka soziala

Ayer miércoles organizábamos una interesante jornada sobre las políticas presupuestarias de los diferentes gobiernos de la CAV y Nafarroa durante estos ya 10 años de crisis del capitalismo. Para ello invitábamos a la vieja Iruñea a Nekane Jurado, economista contrastada, que ha realizado un interesante trabajo sobre los presupuestos y las políticas públicas desde 2008 hasta hoy mismo. Los trabajos completos los podéis descargar en sendos enlaces al final de la publicación.

La realidad es que los diferentes proyectos destructores en Nafarroa continúan. La amenaza del TAV o TAP continua en pie, las térmicas, el canal de Navarra, los grandes parques eólicos, las incineradoras,  las líneas de alta tensión; si no nos organizamos serán una realidad mas pronto que tarde. Una realidad de dimensiones y consecuencias increíbles para nuestro país.

2017ko aurrekontuek, hutsalak izateaz gain, alderdi politikoek aldarrikatzen dituzten helburuei ez diete eusten berriro ere. Etxebizitza erabilera eskubidea? Eskubide ukatua da, guztiz antisozialak diren aurrekontuak onartzean. (Documento completo en PDF)

Aurrekontuak tresna nagusiak dira aberastasuna banatzeko, eta baita pertsona guztiei duintasunez  bizitzeko behar dituen gutxieneko materialak  bermatzeko ere. Horregatik, ezin ditugu utzi botere kapitalistaren eta haren alderdien esku aurrekontuen gaineko erabakiak. Gobernuetatik aurrekontuak ahal diren bezain sozialak direla adierazten digute; errealitateak berriz, Hego Euskal Herriko instituzio publikoek gastu sozial zuzenera bideratutakoa pixkanaka hondoratzen doala erakusten digu.

Muchos son los proyectos que acechan a nuestra comunidad; proyectos que por un lado siguen respondiendo a parámetros de rentabilidad económica y, por otro, definen de manera bastante clara a quienes ahora gestionan el gobierno de Nafarroa. Parámetros de rentabilidad económica y desarrollo, el único punto importante para quienes solo ven la sociedad y la entienden desde el capitalismo, sus valores intrínsecos y la imperiosa necesidad de crecer de manera ilimitada; aunque el planeta sea finito, al igual que sus recursos. Valores que ahora hacen suyos quienes forman parte del gobierno denominado “del cambio”, siendo aún más sangrante en el caso de quienes hicieron bandera de las legítimas e históricas luchas contra esos proyectos y que ahora abandonan; haciendo lo mismo con los movimientos sociales que las mantienen aún vivas.