ABERRI EGUNA 2021

Comunicados

Imprimir

ABERRI EGUNA  2021

LA INDEPENDENCIA

 VENDRÁ DE LA MANO DEL SOCIALISMO

          En el Aberri Eguna de este año, está más claro que nunca, que Euskal Herria es una nación que se encuentra dividida y militarmente ocupada.   Los dos Estados burgueses que oprimen al Pueblo Trabajador Vasco, esto es, Francia y España, nos han fraccionado en tres trozos a las ciudadanas vascas. Y ello, gracias a la ayuda de sus lacayos colaboracionistas: a la de la Democracia Cristiana de la burguesía vasco-española del PNV, y a la de la Socialdemocracia de la pequeña burguesía de EHBildu. Bajo la excusa de la pandemia, han cortado militarmente los lazos entre los territorios vascos, dificultando y obstaculizando el funcionamiento de aquellas organizaciones revolucionarias y abertzales, y, en general, perjudicado gravemente las relaciones entre las ciudadanas vascas.

          La “Comunidad Autónoma Vasca”, la “Comunidad Foral de Navarra” y  la “Comunidad de Aglomeración del País Vasco” son los artilugios que los ocupantes han ideado para denominar las tres particiones de una Euskal Herria que ellos conquistaron, colonizaron, sometieron y ocuparon mediante la violencia de sus armas. Nosotras, por el contrario, haciendo nuestro el viejo, y al mismo tiempo nuevo paradigma de  la Nación Vasca. denominamos NAFARROA a nuestra nación política, es decir, el Estado que durante siglos permaneció independiente, y que en un futuro volverá de nuevo a ser plenamente soberano, y EUSKAL HERRIA a nuestra nación cultural y lingüística. Es decir, para nosotras no existe contradicción ni oposición alguna entre ambas denominaciones, sino que se complementan mutuamente.

          Y otro tanto ocurre en relación con la Independencia y el Socialismo. Si la Independencia es la libertad para la Nación Vasca, el Socialismo constituye el primer paso hacia la libertad del Pueblo Trabajador Vasco. Ambas son inseparables en nuestro proceso revolucionario de liberación nacional y social. De ahí el lema que hemos elegido para este año: INDEPENDENTZIA, SOZIALISMOAZ!

          Construyendo y fortaleciendo la independencia de clase del proletariado vasco es como conseguiremos romper la tirania y dictadura de la burguesía. Dada la grave situación por la que atraviesa la clase trabajadora vasca, es la única fórmula de que disponemos para que sobreviva el anhelo de alcanzar  el Socialismo. Este es el panorama ante el que nos encontramos: la explotación diaria en ls fábricas, el cierre de numerosas empresas, la precariedad, los sueldos de miseria, el paro, los EREs, la policía al servicio de la burguesía apaleando a las trabajadoras en lucha por sus derechos, mientras protegen a los esquiroles, recortes en salud y educación, la imposición de facto de un Estado de Excepción bajo la excusa de la pandemia, los accidentes laborales... La Independencia que deseamos las trabajadoras vascas es para construir el Socialismo en Euskal Herria. No queremos la Independencia para aislarnos del resto de los pueblos trabajadores del mundo, sino para unirnos a ellos siendo un país libre y soberano.

          Toda abertzale sincera y de buen corazón debe mirar de frente a la realidad: todas las facciones y corrientes de la burguesía vasca han renunciado a la lucha por la Independencia de nuestra nación, y se han integrado plenamente en el sistema político de los dos Estados conquistadores, ocupantes  e imperialistas, dando por bueno de facto el autonomismo. Así, y obviando por un momento las facciones españolistas y chovinistas francesas de la burguesía de Euskal Herria, por su identificación total con nuestro enemigo, analicemos las dos facciones de la burguesía de aquí que se autodenominan “abertzale”: la burguesía vasco-española y basque-francaise que se articula dentro del PNV, de un lado, y, de otro, la pequeña burguesía y aristocracia obrera cuya herramienta política es la coalición EHBildu.

          El caso del PNV no deja lugar a dudas para cualquier abertzale que realmente aprecie la verdad. El PNV hace mucho que se integró en el sistema político autonómico español, si es que alguna vez estuvo fuera de éste. En el sistema político francés todavía no se ha integrado, pero no porque no lo desee, sino porque ahí no tiene presencia alguna. La Comunidad de Aglomeración del País Vasco (“Euskal Hirigune Elkargoa”) ni siquiera alcanza a ser una reducida, inoperante y triste autonomía,  y el etnocidio de Francia, mientras tanto, continua adelante. El PNV es el más eficiente y fiel colaborador que el Reino de España tiene en Hego Euskal Herria, y de manera destacada en los tres territorios del Occidente de Nabarra. Jamás ha sido independentista, y si alguna vez llegara a serlo, será a costa de mantener su poder burgués y arremeter contra la clase trabajadora vasca.

           En lo que a EHBildu se refiere, su integración en el sistema monárquico español se ha producido mucho más tarde, y tras la liquidación de lo que venía a llamarse Movimiento Vasco de Liberación Nacional (MVLN). Así, en la actualidad sigue utilizando una “retórica abertzale”, mediante la cual engaña y mantiene bajo control a los sectores patrióticos del Pueblo Trabajador Vasco, y que otrora formaron parte de la Izquierda Abertzale. Nos basta, sin embargo, lo que EHBildu ha dicho y hecho durante estos últimos meses (Apoyar la aprobación de los Presupuestos Generales de España, amparar y apoyar a los zipaios, lo acontecido en el homenaje a los militantes asesinados en la Bahía de Pasaia, etc...) para comprobar que se ha convertido en un PNV de izquierdas, o en una Eusko Alkartasuna resucitada, si se prefiere.

          Ante este panorama, ¿Qué se puede hacer? Venimos de la traición, derrota, arrepentimiento y liquidación de lo que fue el MVLN. 60 años de lucha tirados al vertedero, con el profundo trauma que ello ha conllevado para muchos sectores del Pueblo Trabajador Vasco. Sanar las heridas, así como recuperar la esperanza y las ganas para la lucha será un proceso muy largo. Para ese cometido, precisamente, surgió HERRITAR BATASUNA: mantener vivo todo lo bueno del periodo anterior y preparar el siguiente. Para seguir en la lucha.  

          Llegadas a este punto es como mejor se entiende el lema que hemos escogido para el Aberri Eguna de este año. Llevamos años diciendo que la lucha de clases es el motor de la lucha de liberación nacional. En este Europa capitalista e imperialista del siglo XXI, las burguesías de las naciones oprimidas son incapaces de lograr la independencia, ni tan siquiera si verdaderamente así lo quisieran. Pero tampoco lo desean, porque recuperar, o lograr la independencia de una nación oprimida exige unos determinados enfrentamientos sociales y confrontamientos políticos muy duros. En ese camino, la lucha de clases se agudiza, convirtiéndose en una rebelión contra todo el sistema capitalista. El caso reciente de Catalunya es, para bien, o para mal, el ejemplo paradigmático de lo que afirmamos. E igualmente válido para Euskal Herria. En el momento en que se abandona la estategia de la Revolución Socialista, asimismo se abandona la lucha por la Independencia. Siempre.

          Estas últimas décadas hemos podido ver, tanto en Catalunya como en Euskal Herria, que sus burguesías, o son totalmente autonomistas y colaboracionistas, como es el caso del PNV; o ante el nivel de lucha que exige llevar hasta el final un proceso independentista se acobardan y reniegan, como han hecho JxC y ERC. No son capaces de culminar dicho proceso porque éste lleva implícito una Revolución Socialista de la Clase Trabajadora, algo a lo que le tienen auténtico pavor. Prefieren, en definitiva, una nación oprimida antes que socialista. Burgueses...

          En su lugar, las pequeñas burguesias de las naciones oprimidas manipulan a la clase trabajadora, con llamamientos a luchar unidas por un Estado independiente “digno”, “progresista”, “de bienestar”, siempre que sean ellos los que dirijan y controlen ese proceso. Pero nunca y de ninguna manera, a luchar por la Revolución Socialista, y aún menos a dar pasos en el camino hacia la consecución de una sociedad libre, sin clases ni Estado ni Patriarcado. Algo lógico, por otro lado, dado que cada clase social actúa, consciente o inconscientemente, en función de sus propios intereses. Y la pequeña burguesía siempre se sitúa entre el Proletariado y la Burguesía, esto es, en el hipotético espacio intermedio reformista socialdemócrata disfrazándose de mil maneras para engañar a la clase obrera, y tratando así de mantener ocultas sus verdaderas intenciones. Es ahí donde sin duda se ubican los politiquillos pequeño burgueses de EHBildu y la

          Por consiguiente, la auténtica Independencia Nacional únicamente puede lograrse mediante la Revolución Socialista. Cuba y Vietnam fueron, en el siglo XX, los ejemplos más claros y contundentes de esta ecuación político-estratégica. Por esa razón, en este recién comenzado siglo XXI, nosotras reivindicamos ¡LA INDEPENDENCIA VENDRÁ DE LA MANO DEL SOCIALISMO! También la Reeuskaldunización y Reunificación Nacional. Sólo el Proletariado tiene la capacidad de llevar hasta el final los cometidos nacionales de la Revolución Vasca, dentro de la estrategia revolucionaria e internacionalista a favor del Socialismo. Y es ahí donde situamos igualmente la consecución de la AMNISTIA TOTAL, esto es, en la victoria del SOCIALISMO.

          Hacemos un llamamiento a organizaros y a luchar a favor de este programa. Si quieres acompañarnos, acércate el 4 de abril, a las 09.30, a la Plaza de Lezama, a participar en una marcha montañera y, a las 13:00, en el mismo lugar, a celebrar con nosotras el Aberri Eguna.

INDEPENDENTZIA, SOZIALISMOAZ!

Herritar Batasuna

Imprimir