VIENEN TIEMPOS MÁS DUROS ¡ORGANÍZATE Y LUCHA!

Comunicados

Imprimir

VIENEN TIEMPOS MÁS DUROS

¡ORGANÍZATE Y LUCHA!

 

        El Sistema Capitalista está en crisis. La situación de los trabajadores y trabajadoras es cada vez peor. Eso lo vemos todos los días en los talleres, en las fábricas, en todos los puestos de trabajo, en pueblos y barrios. La plandemia, que ha sido creada y dirigida por el Imperialismo, concretamente por su fracción globalista y yanki-sionista, ha endurecido y agravado los problemas y dificultades de la Clase Obrera. Pero éstas ya existían de antes. Eso sí, los capitalistas han aprovechado la ocasión para agudizar y endurecer aún más la explotación, la represión y la miseria.

        ¿Qué está pasando? Todos sabemos para qué se crean empresas, fábricas y demás negocios. Para ganar dinero, para obtener beneficios. Los ricos invierten para ser más ricos, no para hacernos un favor. No nos dan trabajo, se benefician y se hacen cada vez más ricos explotando nuestro trabajo. Todas y todos hemos aprendido esto desde pequeños. Los burgueses nunca nos regalan nada. Siempre ha habido que arrancar las conquistas obreras. Entonces, ¿de dónde viene la crisis?

        Los beneficios se están reduciendo desde hace tiempo. Cada vez son más grandes las inversiones necesarias para poder obtener beneficios cada vez más pequeños. Esa es la tendencia del Capitalismo en las últimas décadas. Es un problema estructural que ya estudió científicamente Karl Marx hace más de 150 años. En consecuencia, los burgueses destinan gran parte de su capital a todo tipo de especulaciones en busca de dinero fácil. Así fue como la crisis de 2009 hizo explosión. Y en esta situación vivimos desde entonces. No terminamos de salir del agujero. Cada vez peor… ¿Por qué? ¿Quién puede explicarnos las razones de lo que está pasando?

        Los capitalistas, los ricos, tienen una única receta para aumentar sus beneficios: apretar más las tuercas a los trabajadores, explotar más y mejor, generalizar los recortes en sanidad, educación, servicios sociales, pensiones, etc... Reducir los sueldos, mejorar la productividad, aumentar la precariedad, fortalecer la explotación y agudizarla en todos los ámbitos de la vida. El Gran Vampiro Capitalista chupa y absorbe la sangre, el sudor y las lágrimas de la Clase Obrera todos los días y a todas horas, en turnos de mañana, tarde y noche. Nada detiene la sed de ganancias y beneficios del Capital, es un monstruo que nos está devorando a todas y todos.

        Si alguien piensa que saldrá adelante y se buscará la vida de forma individual, está muy equivocado. Estamos en plena agonía del capitalismo, y éste hará todo lo necesario para sobrevivir. Hasta las salvajadas más genocidas, los crímenes más inimaginables, las mayores burradas. Recordemos la I y II Guerras Mundiales, y todas las guerras, agresiones e invasiones imperialistas de los últimos ochenta años.  

        Esto es lo que viene, esto es lo que ya está sucediendo todos los días. Los desahucios aumentan, privatizan el sistema sanitario y la educación, recortan salarios, empeoran las condiciones laborales, deslocalizan la industria, contratan cada vez más policías, detienen a la gente, multan, apalean y dan palizas, agudizan el control social, aumentan el paro, agravan la represión… Una lista interminable.

        Las trabajadoras y trabajadores tenemos una única salida: recuperar la conciencia de clase y empezar a construir redes de solidaridad. En talleres y fábricas, en barrios y pueblos, en todas partes. Reunirse y colaborar en asambleas para solucionar los asuntos y problemas cotidianos. Poner en práctica la solidaridad desde lo más pequeño. Todos estamos condenados a la miseria en solitario. Juntas podemos hacer frente a la explotación. Hay que unirse, y hacerlo ya. ¡Ahora mismo!

        Los políticos profesionales, partidos, sindicatos, parlamentos, elecciones, instituciones, medios de (in)comunicación, ya sabemos a favor de quién están. Si alguien piensa que sus problemas se van a solucionar cada cuatro años metiendo un papelico en una urna, es hora de darse cuenta de que eso no sirve para nada. Y por si alguien se hacía ilusiones, mientras los diferentes Gobiernos reformistas y socialdemócratas, estatales, autonómicos y municipales no hacen nada serio y radical contra la crisis, la burguesía y el Capitalismo, el Fascismo avanza en todos los frentes a pasos de gigante, defendido por policías “democráticos” de todos los colores.

        Nosotros no te contamos milongas. No te hacemos falsas promesas. No te mentimos. Los trabajadores debemos creer en nuestras propias fuerzas. Tenemos que organizarnos en reuniones. Crear asambleas soberanas, autónomas, en las que todas las cosas se hacen juntas, sin jefes, sin liberados, sin políticos. Sin privilegios. Todos iguales. Eso es el inicio del Poder Obrero, la Democracia Proletaria, el Socialismo. En el camino de la sociedad sin clases, ni Estado, ni Patriarcado.

        Vienen tiempos más duros. Las trabajadoras tenemos una única opción: organizarnos y luchar. Nadie nos solucionará los problemas. Los únicos que pueden resolver los problemas de los trabajadores somos nosotros mismos. Nuestros problemas y los de nuestros hijos e hijas, que tienen un futuro cada vez más negro por delante. Las cosas no mejorarán si no luchamos, si no hacemos algo. Por eso, te pedimos que acudas a las manifestaciones del Primero de Mayo que han organizado los Kontseilu Sozialistak en diferentes localidades de Euskal Herria. Nosotros no te diremos dónde organizarte y cómo luchar. Tú verás, es tu decisión. Pero si estás de acuerdo con nosotros, te esperamos para luchar juntos por la Revolución Socialista, aquí, en Euskal Herria, y en todo el mundo.

AURRERA!!!

HERRITAR BATASUNA

Imprimir