Aportación feminista

Gaueko sorgin iraultzaileak

Herritar Batasuna nos definimos como un movimiento feminista revolucionario y de clase, entendiendo el feminismo como filosofía política y movimiento social y de clase por la que tomamos conciencia de las discriminaciones, opresión, dominación y explotación que sufrimos por el simple hecho de ser mujeres en el seno del patriarcado y nos organizamos colectivamente para acabar con él y, por lo tanto, cambiar el sistema. Debemos recuperar la historia silenciada de las mujeres, su trabajo y su lucha durante siglos porque la historia ha sido escrita por quien tiene el poder, los hombres, y debemos ser conscientes de las mentiras sobre las que está construida nuestra historia, nuestra cultura, nuestra sociedad, nuestra economía y cada detalle cotidiano de nuestros gestos. Debemos reconocer el papel histórico de las mujeres en el mantenimiento de la identidad colectiva así como nuestras luchas históricas por hacerlo, habiendo sufrido cruentamente la represión de género, clase e identidad.

La auténtica liberación de la mujer, tiene que encontrarse en un amplio movimiento por la liberación humana y por el control de los medios de producción en manos de las trabajadoras y trabajadores, en una sociedad soberana, destruyendo el sistema actual para dar paso a una sociedad libre, en la cual se suprima cualquier tipo de poder opresor. Esto lleva implícito la destrucción del sistema PATRIARCAL, MACHISTA y CAPITALISTA, al cual estamos sometidas actualmente. Por eso hombres y mujeres debemos luchar juntas por su liberación.

La opresión y explotación que sufre la clase trabajadora se ve acrecentada en la mujer, ya que nuestra explotación es doble, tanto por el capital como por el hombre cuyo comportamiento es debido a la corrupción que es intrínseca al sistema capitalista.

 A día de hoy para la mujer, no es que haya desaparecido nuestro papel tradicional de esposa y madre, sino que se ha reinventado para adaptarse a las necesidades de la explotación en el trabajo. Se espera que hagamos malabares en todos los aspectos de nuestra vida y se nos criminaliza por cualquier error en nuestra vida familiar y laboral.

 Tenemos la necesidad y el deber de crear una fuerza feminista consciente y responsable, y sensibilizar a todas las mujeres que siguen alineadas en el rol perfectamente asumido y aceptado de clara dependencia hacia el hombre, y a las costumbres sociales que determinan una sociedad injusta y clasista.

El feminista no es un grupo aparte, sino que el feminismo está y debe estar integrado dentro de Herritar Batasuna, prestando atención en todo momento a las formas desde una perspectiva feminista y que no se quede solo en la teoría. La lucha por la liberación real de las mujeres tiene que ser de todas y todos, sin excepción. Es imprescindible la concienciación y educación, así como la formación en feminismo de todas y todos para lograr el verdadero empoderamiento social y económico de las mujeres. Los hombres conscientes de sus privilegios deberán renunciar a ellos y romper con el silencio cómplice en todas las áreas. Poner en cuestión los hábitos propios, la identidad y la imagen que se tiene de las mujeres, así como su educación ancestral para dominarnos.

Cada persona tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo con todo lo que ello conlleva en cuanto a maternidad, sexualidad, aborto, etc. y apoyamos sin excepción todas las luchas revolucionarias por la  igualdad, porque todas y todos somos personas con los mismos derechos. Desarrollaremos formaciones grupales que enseñen a los hombres y a las mujeres a abandonar el silencio cómplice, sean críticos y aprendan a hacer de su propio espacio un espacio feminista. El machismo es transversal. Es realmente importante poner la lucha feminista como algo primordial y no solo como un colectivo cuando las mujeres somos más de la mitad de la población.

Es preciso y urgente luchar contra el doble rol que el Capital nos ha adjudicado: productivo y reproductivo, y repensar todo lo que va adjunto a ello: el trabajo doméstico, de cuidados, sin valor económico ni autoestima, incluyendo la violencia  que se ha recrudecido en la época actual (feminicidios). Ser conscientes de la estafa que supone cobrar menos que los hombres, que estamos infrarrepresentadas en política, que nos han robado nuestros derechos y debemos recuperarlos y vivir en igualdad, con dignidad y libertad con el fin de formar una sociedad mas justa. Que los seres humanos no seamos discriminados por razón de nuestro sexo, que cada persona sea lo que quiera ser y viva como quiera vivir poseyendo los recursos necesarios para ello. Educar seres humanos dueños de su destino.

Tenemos que profundizar y definir bien nuestra propia identidad colectiva (en Euskal Herria) y reconocer el papel fundamental de las mujeres en esta lucha por su mantenimiento y/o recuperacion. Esta Lucha es imprescindible para hacer frente al Capital y a su Poder.  Construir los bienes comunes insertando el punto de vista de la mujer, al igual que en todos los demás campos.

Partimos de que luchamos contra un sistema capitalista y patriarcal y de que la violencia de género es solo la punta del iceberg de una violencia que es estructural. La violencia es el arma por excelencia del patriacado, el poder la ejerce como instrumento que tiene como objetivo el control total. La violencia patriarcal no es una; sino un entramado de violencias. Ser mujer es factor de riesgo. Herritar Batasuna se compromete en la lucha contra todo tipo de desigualdad y discriminación por género o sexo, y la lucha contra el machismo y su violencia deberá ser eje principal de nuestra lucha diaria, ya que está invisibilizada, legitimada y naturalizada.

 En la punta del iceberg están los feminicidios, el terrorismo machista y el terrorismo institucional político y judicial.

La lucha por nuestra libertad sexual y de nuestro propio cuerpo es imprescindible, así como la abolición de la prostitución, de la pornografía machista que destruye la idea de una sexualidad libre y plena, la eliminación de la custodia compartida impuesta, y contra la maternidad subrogada. Las mujeres no somos cosas ni contenedores

El feminismo visible en estos momentos es el feminismo burgués, un feminismo que quiere escalas de igualdad en el poder, un feminismo que se contenta con tantos por ciento en liderazgos y presencia política en las instituciones. . Nuestra lucha será activa y en las calles. Necesitamos presencia feminista, formación y trabajo diario. Porque nosotras no luchamos por cuotas de poder, sino por la igualdad plena para todas las personas. Por ello invitamos a mujeres y hombres por igual a trabajar a nuestro lado, esto es una invitación a luchar codo con codo en la herritar feminista.

Un movimiento que nace debe haber aprendido de errores antiguos y no volverlos a repetir. La izquierda ha relegado siempre la lucha feminista, aunque la clase obrera tomara el poder no quedaría resuelto el problema del machismo. La incorporación de las mujeres al trabajo fuera de casa abrió más escenarios de explotación no solo por la diferencia de salarios, sino porque se triplicó su trabajo al seguir teniendo el de la casa, lxs hijxs y los cuidados de mayores. Los indicadores señalan la brecha salarial pero no hay indicadores de igualdad de cuántos hombres planchan la ropa de sus compañeras o cuidan de su madre.

Buscaremos alianzas con otros movimientos revolucionarios que hagan suya la lucha patriarcal.

Mientras vivamos en un sistema capitalista y, por lo tanto, patriarcal, las mujeres seguiremos siendo las más explotadas. Todo pequeño paso que se dé para ir cambiando  el sistema será un paso para la igualdad real. Muchas mujeres estamos en ese camino, lo que nos lleva a ser feministas, ahora falta que los hombres empiecen también a reflexionar sobre su “masculinidad” y las mujeres sobre su papel en  la perpetuación del sistema patriarcal. Ese será el cambio que nos llevará a una sociedad más justa e igualitaria.

Por todo ello Herritar Batasuna tendrá como uno de sus objetivos estratégicos el feminismo revolucionario y de clase.

 

HERRITAR FEMINISTA