Representaciones en Catalunya.

Este pasado domingo, en Barcelona, se volvió a celebrar una representación teatral dirigida de nuevo por la burguesía catalana bajo las fuentes de Montjuic. Una coreografía escenificada por cientos de banderas y camisetas con la estelada y el “ara es l’hora”. Y siguiendo en su estela de crear falsos ídolos, porque….¿ Qué vacuna a descubierto el señorito Pep Guardiola ? ¿ Qué hallazgo científico o histórico a sacado a la luz ? ¿ Ha conseguido descubrir vida en otro planeta o a hallado una energía alternativa ?  Ah !,  que no. Que simplemente es un señorito catalán de buena familia que se ha dedicado a cobrar fortunas por dar patadas a un balón, vale, aceptamos pulpo como animal de compañía.

Pero….¿ Cuántas personas de las que estaban reunidas el domingo alrededor de la clase dirigente catalana, estarían dispuestos a dejarlo todo y perder sus “posesiones privadas” y su “capital” por hacer frente a un estado opresor, por la fuerza, para conseguir la independencia de Catalunya ? Fácil, no saldrían más de un centenar de personas, y eso siendo optimista. Para eso ya tienen otros que no se apellidan Guardiola, ni Ferrusola, ni Jonqueras, ni Pujol, ni Millet, ni……………..

Lo que sigo sin entender ( ironía ) es como a la vez que Pdcat reclama en Catalunya la independencia sí o si, en Madrid pacta con el PP  todo lo que se le pone a tiro. ¿ Heeeee….? Y aunque nos tomen por necios, no cabe duda que tanto Pdcat como sus socios y amiguetes, estarán buscando sí o si un referéndum pactado con el estado español para poder presentarlo al pueblo catalán como toda una gran victoria surgida de las manos de la burguesía catalana. Pero señores, ¡ Eso no es la desobediencia ! ¡ La desobediencia es poner las urnas al alcance del pueblo pasando por encima de las leyes y constitución de un estado opresor que no nos representa !

Otro punto a mi entender muy importante, como trabajador, es si el pueblo obrero está capacitado para una vez otorgado el pleno poder a la oligarquía catalana, arrebatárselo después e intentar crear una República Socialista Catalana que no esté basada en el mismo modelo económico y social atroz y esclavista que el reino de España o la República de Francia, del cual nos hemos quejado durante tantos años. Porque viendo el carácter capitalista que reina en Barcelona, donde todo está basado en el turismo, dejando pequeños zulos aislados para los catalanes, no creo que en ningún momento la burguesía catalana vaya a poner en peligro sus “posesiones privadas” y su “capital”, como ya he comentado. Para ello, seguramente, se armará en cuanto tenga el poder de unas leyes que les protejan y de unos cuerpos de seguridad represivos para utilizar contra el pueblo en cualquier momento, todo ello muy democrático y legal.


Por ello, y dado que ya nos han ofrecido al pueblo obrero catalán una fecha para que nos podamos expresar libremente mediante un referéndum, solo nos cabe esperar que nos expliquen estos meses el tipo de República en que nos convertiríamos y el tipo de modelo social y económico que tendríamos, entre otros asuntos, ya que de esto poco se ha hablado hasta ahora. Porque desde tiempos inmemorables hasta hoy en día, Barcelona no ha sido más que una cárcel como la Modelo, para toda la clase obrera catalana.

Por lo demás, a seguir soñando con una fecha que parece que nunca llega, y que cuando ha llegado, ha sido en forma de caja de cartón, vamos como la de la fruta en el supermercado. Esperemos que esta vez no sea igual, o lo que es peor, que no llegue.

Alberto Caraballo.

Share This:

4 comentarios sobre “Representaciones en Catalunya.

  • el Junio 15, 2017 a las 11:10 am
    Permalink

    Aupa Mikel.
    Exacto. No creo que en ningún momento y bajo la situación económica, política y social que viven los pueblos oprimidos por el reino de España, tengamos que pasar ninguna fase para alcanzar nuestra propia soberanía. Alzar el pueblo obrero a su burguesía al poder, es pasar del esclavismo español, al esclavismo catalan, nabarro, gallego, etc…. Ya que como bien sabemos todos, la burguesía podrá guiñar el ojo al proletariado, pero su visión de la partida siempre incluye la división de clases, la propiedad privada y su amado capital.
    Pero el problema lo sigo viendo en el mismo pueblo obrero, un pueblo cansado, machacado y hundido, que parece no querer levantar cabeza. Simplemente podemos ver cómo a lo largo de estos 40 años de bienestar social, por más que nos han hundido en la miseria nos siguen gobernando las mismas oligarquías de siempre.
    Por ello la búsqueda de nuestra propia independencia debe de empezar siendo revolucionaria de principio a fin, teniendo claro los objetivos a seguir, que no deben ser otros que los del Socialismo, el Feminismo y el Ecosocialismo, siempre y en todo momento Revolucionario.
    En cuanto a Euskal Herria, no creo que en este sea el momento de fijarse en la Vía Catalana. Solo hacer una pequeña, pero gran referencia: en Catalunya en estos momentos, en cualquier cafetería, restaurante, parque, o cualquier rincón de cualquier ciudad, puedes observar cómo las personas conversan en catalán, mejor o peor hablado, pero en catalán. Es muy importante el concepto de la lengua como para mantenerla en un segundo, o incluso tercer plano, como la han mantenido en Euskal Herria los gobiernos afines al reino español Euskal Herria necesita un impulso para recuperar el Euskara. Y ello debe pasar por concienciar a la población nabarra de la utilización de su propio idioma, aunque al principio sea mal. Claro está, el impulso de los ayuntamientos son imprescindibles a la hora de subvencionar estos cursos.
    Para acabar, y como bien dices, debemos debatir y tener muy claro en la Herritar Batasuna los movimientos que vamos a tener que realizar dentro de la crisis capitalista global en la que nos tienen sumidos y preparar las batallas que tendremos que lidiar en todos los sentidos.
    Por unos pueblos libres, socialistas, feministas y ecologistas.

    SALUT I REVOLUCIÓ.

    Respuesta
  • el Junio 15, 2017 a las 8:25 am
    Permalink

    Aupa, Alberto!

    La clave la pones tú con esta pregunta que resume el núcleo de este debate esttatégico: ” Por lo que el problema,a mi entender, no es que el pueblo catalán apoye y alce a su propia burguesía al poder, cosa que me parece perfecto ya que nos quitamos el lastre fascista que llevamos arrastrando desde 1714, es si el pueblo obrero esta preparado y con conciencia de clase para asumir luego su papel revolucionario y arrebatarle el poder a la burguesía, creando así la verdadera Republica Socialista Catalana y alcanzando así la verdadera independencia.”

    En mi opinión, es esta visión etapista e interclasista (entendiendo el interclasimo como subordinación de la estrategia socialista revolucionaria del Pueblo Trabajador a la línea de la burguesiía y la pequeña burguesía nacionalista, soberanista y/o independentista) la que tenemos que superar de una vez, y dar el salto estratégico que la situación nos pide a gritos.

    Me explico: el Pueblo Trabajador Catalán no debe en ningún momento apoyar ni alzar a “su propia burguesía” al poder. Esta es la visión estratégica etapista y subordinada al proyecto nacional burgués (primero independencia, y luego socialismo, primero alianza con la burguesía “nacional” y luego enfrentamiento con ella). Esta visión que subyace en casi todos nuestros planteamientos es errónea, como lo han demostrado los más de 50 años de praxis del MLNV.

    De lo que se trata es de unir la lucha por la independencia y el socialismo en una misma visión simultánea e integradora, es decir, de levantar la bandera de la República Ecosocialista, Feminista y Confederal (vasca/navarra, catalana o de cualquier otra parte del planeta, respetando los marcos nacionales, y no los marcos estatales imperialistas, y al mismo tiempo proclamando el inernacionalismo proletario y la voluntad de confederarse con cualquier otra República Ecosocialista del mundo. Independencia frente al imperialismo, el capitalismo y el fascismo, INTERDEPENDENCIA con el resto de los Pueblos Trabajadores en lucha por la Revolución Ecosocialista y Feminista.)

    No hay “luegos” que valgan. Hay que asumir nuestro papel revolucionario desde ya, siendo conscientes que la conciencia de clase revolucionaria de los Pueblos Trabajadores vasco y catalán es hoy en día muy baja, y que la mayoría de las dos Clases Obreras van a remolque de lo que les dictan las diferentes burguesías, tanto la oligarquía españolista y neofranquista, como las burguesías “nacionalistas” respectivas, PNV y PDeCat, y los reformismos pequeños burgueses “independentistas” (ERC y EHBIldu). Se trata de conquistar aquí y ahora LA INDEPENDENCIA ESTRATÉGICA DE CLASE, que es la que nos va a posibilitar vencer en la lucha por la Revolución Ecosocialista, tanto vasca como catalana.

    Creo que de todo esti debemos hablar en profundidad en la Herritar Batasuna en otoño, para preparanos para las batallas teóricas y prácticas que se avecinan, en la medida en que la crisis del neofranquismo de va a ir profundizando, al mismo tiempo y a causa de la crisis capitalista global.

    Independencia, Socialismo, Ecologismo, Feminismo se resumen en una sola consigna de lucha:

    REPÚBLICAS ECOSOCIALISTAS, FEMINISTAS Y CONFEDERALES.

    Respuesta
  • el Junio 15, 2017 a las 7:48 am
    Permalink

    Kaixo Mikel Erro.
    Totalmente de acuerdo contigo. Pero dando un paso más allá, y suponiéndose que se consiga la independencia de Catalunya, y obtenga la burguesía el control de la Republica Catalana ( sin la palabra Socialsta, ni feminista, ni nada, ya que tenemos claro que el sistema que se impondrá es el mismo sistema esclavista que hasta ahora nos oprime a todos ), la pregunta es la siguiente: ¿ tiene el pueblo obrero catalán la posibilidad de arrebatarle el poder a la burguesía catalana ? ¿ Tiene el proletariado catalán suficiente conciencia de clase como para unirse en torno a una misma lucha contra la clase gobernante que le oprimirá ?
    Yo creo que no. El trabajador catalán, como el de cualquier otro pueblo oprimido bajo el yugo borbónico, sigue votando a quien su patrón le dice. No vota, ni se asocia, por su interés de clase, sino por su propia supervivencia. Por lo que el problema,a mi entender, no es que el pueblo catalán apoye y alce a su propia burguesía al poder, cosa que me parece perfecto ya que nos quitamos el lastre fascista que llevamos arrastrando desde 1714, es si el pueblo obrero esta preparado y con conciencia de clase para asumir luego su papel revolucionario y arrebatarle el poder a la burguesía, creando así la verdadera Republica Socialista Catalana y alcanzando así la verdadera independencia.
    Un saludo.

    Salut i Revolució.

    Respuesta
  • el Junio 14, 2017 a las 10:22 am
    Permalink

    La verdadera independencia de Catalunya llegará de la mano de una revolución obrera y popular anticapitalista, con la proclamación de la República Ecosocialista, Feminista y Confederal Catalana, con la toma del poder por el Pueblo Trabajador Catalán, y en primera línea su Clase Obrera, organizada en asambleas a todos los niveles. No hay otro camino para la verdadera independencia de los Pueblos que no sea la Revolución Socialista, tanto en Nafarroa Osoa como en los Paisos Catalans. Tanto en Euskal Herria como en Catalunya.

    Pensar que una Republica Catalana burguesa pueda ser posible de forma pacífica y democrática, votando tranquilamente en 1 de octubre, y que ante la represión a todos los niveles del Estado neofranquista la burguesía catalana va a enfrentarse hasta el final a la oligarquía españolista es de una ingenuidad suicida. O en el caso de los dirigentes burgueses catalanes, de un cinismo asqueroso.

    Lo que la burguesía catalana está buscando desesperadamente es pactar con el Estado Español, y muy especialmente con la Corona de los Borbones, es un convenio económico como el que tiene la burguesía vasconavarra, tanto su fracción nacionalista vasco-española (PNV) como su sector españolista antinavarro (UPN). Un Estado confederal unificado en torno al rey borbón que le permita gestionar directamente la explotación de la Clase Obrera de los Paisos Catalans, en el marco del euro, la Unión Europea y la OTAN. Pero como esto es imposible en la actual correlación de fuerzas, y no parece que la oligarquía españolista esté por reconocer a las naciones oprimidas de la periferia de su estado, se han lanzado de farol a montar un “proceso” independentista y republicano para parar y canalizar las luchas populares del Pueblo Trabajador Catalán. Sobre todo, para cortar la vía a radicalización de todas las luchas obreras y populares en medio de esta crisis, y que todas estos combates cristalicen en torno a la consigna de la República Socialista Catalana.

    Pensar que la “comunidad internacional” (la OTAN, queremos decir…) va a ayudar a Catalunya a independizarse de España y que le va a parar los pies a la oligarquia española y los partidos de la Restauración monárquica de 1978, es no conocer nada del Imperialismo yanki y sus satélites europeos. Es no haber aprendido nada de las lecciones de 1931-1939.

    En el más que hipotético caso de que viera la luz una República Catalana burguesa independiente de España, no sería sino un protectorado yanki (como Kosovo), o alemán (como Croacia), o sionista (como Jordania), o las tres cosas a la vez, es decir, una nueva cárcel para la Clase Obrera Catalana, eso sí, más legitimada por la “independencia nacional”, y la “convivencia democrática”. “Unidad nacional”.

    En los próximos meses se van a ver muchas cosas, y una de ellas es la impotencia de la vía “pacífica y democrática” hacia la Independencia. Hay que explicar a la peña que sólo la lucha en todos los frentes del enfrentamiento de clases, la insumisión, la desobediencia, la movilización, la confrontación, el fortalecimiento de todos los movimientos populares, la creación de Poder Obrero y Popular, la lucha por la Revolución Socialista pueden lograr la libertad para el Pueblo Trabajador Vasco, y para el Pueblo Trabajador Catalán. Y para el resto de los Pueblos Trabajadores aplastados por la Monarquía española.

    Hay que aprovechar el farol de la burguesía catalana para desbordarla por la izquierda y por debajo, para saltar por encima de los límites que quieren imponer a la movilización popular, y plantear claramente la Independencia y el Socialismo para Catalunya.

    Y lo mismo hay que hacer en Euskal Herria.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *