Besteak

Seguramente muy pocos de los que asisten hoy en día a las fiestas de San Fermín recuerden como eran estas fiestas hace treinta años, ni como en realidad comenzaron. Eso sí, muchos seguro que conocen los míticos cuentos que escribía Hemingway, sobretodo los guiris. Hoy en día durante las fiestas prácticamente la gente viene a Iruña a pasar dos, tres o los días necesarios bebiendo hasta que el cuerpo aguante, para ver e intentar correr delante de un animal, y para llevarse un pañuelico de las fiestas de este año. Pasado el día quince, todo vuelve a la normalidad.