Texto a debate.

Texto a debate

HERRITAR BATASUNA

 (Traducción del texto original en Euskera)

Herritar Batasuna somos la convergencia y punto de encuentro de partidos, grupos y organizaciones sociopolíticas, movimientos populares y militantes independientes y soberanos.

Unos, de la línea del patriotismo navarro activo contra la conquista progresiva y continuada de Nabarra; otros, del abertzalismo de izquierdas ekintzale, surgido en torno a 1930; o miembros del MLNV nacido hacia 1950; también jóvenes que queremos situar nuestra lucha en la Izquierda independentista y socialista revolucionaria. Junto con todxs ellxs, colectivos y personas de tendencia libertaria, comunista, ecologista, comunalista y de otras sensibilidades sociopolíticas de izquierda que se han acercado a este proyecto global.

Teniendo en cuenta la grave crisis estratégica que en estos últimos tiempos vive el movimiento para liberar Euskal Herria, o lo que es los mismo, la Nabarra Entera, como consecuencia del cambio de dirección reformista y desmovilizador y d ela práctica puramente electoralista e institucionalista, que ha impulsado un sector de la Izquierda Abertzale, y con la intención recuperar, enriquecer y actualizar la memoria de todas las luchas a favor de la libertad de este Pueblo, y especialmente el espíritu abertzale y socialista revolucionario de Herri Batasuna de 1978, hemos decidido comenzar a organizar la nueva UNIDAD POPULAR. Para ello, con el acuerdo de todxs, estamos redactando y concretando el primer borrador del texto de nuestras bases, objetivos y principios organizativos, para que sea completado mediante las aportaciones y críticas de todas y todos. He aquí la propuesta:

1. La recuperación de los planteamientos políticos históricos del abertzalismo revolucionario vasco del siglo XX, adecuándolos y actualizándolos a la situación del siglo XXI.
2. En esta línea, reivindicar los cuatro objetivos históricos de la Izquierda Abertzale independentista y socialista revolucionaria, con total determinación de llevarlos adelante y realizarlos:

INDEPENDENCIA, SOCIALISMO, REUNIFICACIÓN y REEUSKALDUNIZACIÓN.

3. A su vez, asumir también los dos objetivos incorporados como consecuencia del desarrollo de las luchas de los movimientos populares: el FEMINISMO y el ECOLOGISMO.

4. Defender la legitimidad histórica, jurídica, política y diplomática del estado nacional que, durante siglos, creamos, construimos consolidamos y defendimos por todos los medios lxs vascxs: NAFARROA. Este Estado lo desmontaron y conquistaron por la violencia y el terrorismo España y Francia. Nabarra es el estado nacional de lxs vascxs, y es ahí donde situamos el punto de partida tanto de la reconstrucción nacional, como de la liberación social de Euskal Herria.

5. No idealizamos el estado de Nabarra. Como cualquier otra formación económica-social histórica, aquél también se encontraba inmerso en la lucha de clases. La misma conquista se produjo, precisamente, a consecuencia de las luchas de clases. El estado navarro es la máxima expresión del desarrollo interno alcanzado por la sociedad vasca, y fue aniquilado de raíz como consecuencia de la conquista progresiva y continuada. Queremos promover la DESCONQUISTA de la NABARRA ENTERA, para lograr la libertad a todos los niveles.

6. La conquista no es un mero acontecimiento del pasado, ni tampoco un irrelevante detalle histórico que no tiene ninguna consecuencia en nuestra vida cotidiana, sino que es un crimen estructural que no prescribe nunca, ni de ninguna manera, y que, también hoy en día, impide permanentemente y limita profundamente la vida de nuestra Nación y, en especial, la realización de todos los derechos de lxs trabajadorxs y sectores populares.

7. La conquista continuada nos ha traído a esta situación de subordinación, y solamente la
INDEPENDENCIA de la NAVARRA ENTERA, junto con la salida del capitalismo, podrán abrir las puertas de la Libertad Plena al Pueblo Trabajador Vasco. La desconquista contra los estados conquistadores, en su amplitud y profundidad, y dentro de ella especialmente, la liberación de la dinámica de la mercancía, nos traerá la libertad y la emancipación en todos los ámbitos: estatal y nacional, social y económico, de clase y género, individual y colectivo, cultural y lingüístico. Eso es la AUTODETERMINACIÓN, entendida como proceso global e integral de emancipación del Pueblo Trabajador Vasco. Sólo entonces seremos gentes libres en una sociedad libre.

8. Situamos en el marco de la criminal política de desarraigo, dominación y asimilación que los estados conquistadores planificaron el ETNOCIDIO contra la comunidad lingüística euskaldun. Con la sustitución y desaparición sistemática del Euskara, tanto España como Francia trataron de destruir la cultura y conciencia de esta nación. Por eso nuestro objetivo es éste: la REEUSKALDUNIZACIÓN de la NAVARRA ENTERA, para que nuestro Pueblo, vuelva a ser de nuevo, de forma libre y consciente, el Pueblo del Euskara, EUSKAL HERRIA, es decir, el Pueblo de lxs euskaldunes. Cuanto más Nafarroa, más Euskal Herria. Cuanto más Euskal Herria, más Nafarroa.

9. Nafarroa y Euskal Herria son conceptos complementarios. Ambos integran nuestra formación económico-social, es decir, nuestra sociedad, la cual, como pueblo indígena originario de Europa, desde la prehistoria desarrolló su lengua, cultura y formas de organizar el trabajo y sus relaciones, en definitiva, toda una civilización que, de forma dialéctica, ha forjado la conciencia, el ser y la identidad de nuestro pueblo. Son las dos caras de la misma realidad estatal, nacional, social y cultural. Una subraya la sociedad política soberana, la otra refleja la comunidad lingüística y cultural de siglos. En su complementariedad reside la clave de la reconstrucción nacional y el marco soberano apropiado de la lucha de clases para la emancipación social.

10. Como consecuencia de la conquista de Nafarroa surgió un largo conflicto armado entre
conquistadxs y conquistadores. Esta opresión constante a lo largo de muchos siglos ha provocado, miles y miles de muertxs y represaliadxs. Defenderemos firmemente el contenido político de la AMNISTIA: entendida como, a la par que la vuelta a casa sin condiciones de todxs lxs presxs, exiliadxs, deportadxs, así como de todx represaliadx políticx en general, la solución global y definitiva de las razones que originaron el conflicto político. Por eso si no conseguimos la AMNISTIA en este sentido, en la línea de la desconquista plena, el conflicto seguirá sin resolverse.

11. Herritar Batasuna tendrá CARÁCTER DE CLASE, impulsando el protagonismo de lxs trabajadorxs. Debemos realizar en la práctica diaria la dirección política de lxs trabajadorxs en todos los ámbitos, fortaleciendo constantemente la conciencia nacional de clase. La Unidad Popular es así la Unidad del Pueblo Trabajador Vasco y, en especial, de la Clase Obrera Vasca. De la misma manera que la recuperación de la Independencia constituye la libertad de la Nación, el Socialismo es la libertad de lxs trabajadorxs. Los recursos y medios de producción son del pueblo, y no la propiedad de unos pocos. La industria, la energía, la tierra, la producción de alimentos, la explotación de los recursos naturales, el transporte y las redes de comunicación, la cultura, la educación, el sistema sanitario, los medios de comunicación, la construcción, el sistema financiero, etc. Damos prioridad a la propiedad pública, social, colectiva, comunal, autogestionada y común, la propiedad privada se subordina a los intereses colectivos. Necesitamos la Independencia para construir el Socialismo en libertad, y necesitamos el Socialismo para llegar a ser realmente independientes. Son, las dos caras del mismo proceso liberador.

12. Queremos la libertad a todos los niveles. Eso es imposible si las mujeres estamos oprimidas de raíz. La lucha feminista por la liberación de las mujeres y contra el PATRIARCADO es el eje de nuestra actuación. Nuestro objetivo es la sociedad paritaria sin patriarcado.

13. Igualmente, rechazamos la HOMOFOBIA. Reivindicamos el derecho de toda persona a vivir su afectividad y sexualidad con plena libertad.

14. La crisis ecológica global que acontece en el planeta demuestra que el sistema capitalista no puede mantener, de ninguna manera, el equilibrio con la Naturaleza, que nos es imprescindible como especie. Para ello tenemos que construir un sistema socioeconómico que no se base en los intereses privados. Por lo tanto, somos abiertamente ANTICAPITALISTAS. Nuestro Socialismo será inevitablmente el Ecosocialismo, basado en el respeto a la MADRE TIERRA. Nosotrxs pertenecemos a la Madre Tierra, la Madre Tierra no es nuestra.

15. Recuperar y reivindicar la MEMORIA HISTÓRICA y el RELATO PROPIO de todas las luchas de la Izquierda independentista y socialista vasca, en todo su arco cronológico, desde 1930 hasta hoy, sin olvidar de ninguna forma todas las luchas anteriores, en especial desde el comienzo de la conquista de Navarra, en los siglos XI-XII. Al mismo tiempo, debemos analizar todos los conflictos de clase habidos en Euskal Herria, desde el principio hasta hoy, porque son claves para nuestra memoria y la base para un futuro en libertad.

16. INTERNACIONALISMO, ANTIFASCISMO, ANTIIMPERIALISMO: junto con la solidaridad hacia todos los Pueblos oprimidos, posición firme contra las estructuras imperialistas. En primer lugar, la OTAN, contra la que, en 1986, y a pesar de una situación antidemocrática, votaron los habitantes de Hego Euskal Herria. En segundo lugar, las estructuras actuales oligárquicas y antidemocráticas de la Unión Europea, especialmente la falsa “independencia” del Banco Central Europeo, y el diseño y la gestión neoliberal y autoritaria del Euro, que son herramientas de la dictadura de las oligarquías capitalistas, los especuladores financieros y las transnacionales monopolistas. El Estado navarro fue parte importante de Europa, y reivindicamos la identidad europea de la República Navarra. Pero en esos marcos capitalistas e imperialistas que han secuestrado la libertad de los Pueblos de Europa, no cabe la libertad nacional ni social. Necesitamos la Europa de los Pueblos libres, esto es, libre y soberana de la tiranía de los mercados financieros y de las órdenes del capital.

17. La grave crisis global del capitalismo está provocando día a día el crecimiento del fascismo, en especial en Europa. Como somos antifascistas y lucharemos sin descanso contra el RACISMO y la XENOFOBIA.

18. La MOVILIZACIÓN, la DESOBEDIENCIA, la INSUMISIÓN y la RESISTENCIA ACTIVA serán nuestras formas de lucha en la CONFRONTACIÓN con los Estados invasores. Desde hoy mismo, tenemos la total determinación de reconstruir las estructuras estatales de nuestra nación, y esas estructuras estatales estarán al servicio de la emancipación del Pueblo Trabajador.

19. Nuestra estrategia será la del PODER POPULAR, basado en el movimiento obrero y popular. Por consiguiente, garantizaremos el funcionamiento ASAMBLEARIO, democrático, participativo, transparente y de abajo a arriba, llevándose así a la práctica diaria el Poder Popular, contra todas las degeneraciones burocráticas. En todas nuestras estructuras y espacios de decisión, los batzarres tendrán todo el poder, autonomía y capacidad de decisión, dueños de toda la información.

20. Defendemos la República Confederal. Una Nación y un Estado que se estructuran de abajo arriba en batzarres soberanos de barrio, lugar de trabajo, pueblo, ciudad y comarca. Basándonos en nuestro Derecho Pirenaico, quitar a las élites el poder administrativo para devolvérselo al pueblo. Recuperación total de la institución y el funcionamiento de los batzarres, auzolanes y comunales. El nuestro es el Estado-batzarre de lxs vascxs. La Batzarre vecinal de es la primera base del Poder Popular, el resto de espacios de decisión son subsidiarios.

21. Defensa de la LAICIDAD, en su sentido más amplio. En contra de todos los fundamentalismos e integrismos, nuestra República será un Estado laico, en el que cada cual tendrá derecho a profesar su religión, o su falta de ella, con plena libertad, siempre y cuando oprima a nadie. La religión y el Estado estarán claramente separadas.

Los principios organizativos de la Unidad Popular son los siguientes:

1. La Unidad Popular, además de partidos políticos y personas a título individual, la formaremos agentes plurales: asambleas de trabajadores, sindicatos, grupos juveniles, organizaciones sociales y sectoriales…, tanto de ámbito nacional, como local y comarcal.

2. Todos los agentes citados participarán en los espacios de decisión de la Unidad Popular, en absoluta igualdad condiciones, potestad y derechos. Debemos evitar la sectorialización de los diferentes grupos en nuestra práctica diaria. Todas las organizaciones deberán participar en la decisión de todas las líneas tácticas y estratégicas importantes, al mismo tiempo que cada cual concede importancia a su lucha sectorial.

3. Esta diversidad, lejos de suponer un obstáculo, es fuente de riqueza. La multitud de dinámicas surgidas en los diferentes frentes de lucha, a modo de un dragón de muchas cabezas, le hacen más difícil el camino a la represión.

4. La Unidad Popular es el espacio donde se deciden los acuerdos tácticos y estratégicos, a la vez que el lugar donde se dirimen los desacuerdos entre sus integrantes.

5. La estructura de la Unidad Popular es poliédrica, por lo que sus relaciones y alianzas serán de ese tipo. Es decir, que las relaciones y redes de alianzas pueden extenderse mucho por parte de sus integrantes, pero siempre que no se vean comprometidas ni su integridad ni su línea estratégica.

6. Los espacios de decisión de la Unidad Popular serán las asambleas de pueblo/barrio, de comarca/merindad y nacional. En consecuencia, desaparecen los “herrialdes” como ámbitos organizativos y de decisión, siendo los pueblos/barrios y las comarcas/merindades las estructuras básicas con la máxima autonomía posible de funcionamiento. Las provincias, son estructuras surgidas a consecuencia de la conquista.

7. La Unidad Popular tendrá Comisiones nacionales, y siempre estarán bajo el control y a las órdenes de la Asamblea Nacional.

8. La Unidad Popular se conduce a sí misma con la participación y concurso de todxs, y mediante funcionamiento asambleario. No existe una Dirección Nacional, sino una Coordinación Nacional. Idéntica forma de organización regirá en los pueblos, barrios y comarcas.

9. La caracterización estratégica de la Unidad Popular no impide su organización/participación, desde el punto de vista táctico, en otras formaciones y/o alianzas sociopolíticas: por ejemplo, en un supuesto frente soberanista, o en un hipotético frente popular en defensa de los derechos sociales.

10. En aras a ampliar el funcionamiento democrático y la masa crítica de la Unidad Popular, se potenciará y garantizará la formación y preparación de su militancia en todos los ámbitos de su estructura. La lucha teórico-ideológica y la batalla de las ideas son fundamentales para nosotrxs.

11. La Unidad Popular, mediante la puesta en marcha de los principios/criterios hasta ahora señalados para su autoorganización, rechazará aquellos otros que caracterizan a los partidos políticos clásicos favorables al sistema, y evitará especialmente el autoritarismo, el sectarismo, la burocratización y el oscurantismo, convirtiéndose de esta manera en una herramienta para la confrontación contra a los Estados opresores Francia y España y el capital internacional monopolista, a la vez que construirá la unidad en la lucha emancipadora por la desconquista.

Este programa político liberador y revolucionario, se resume en la proclamación de la REPÚBLICA NAVARRA, o en su sinónimo, EUSKAL ERREPUBLIKA. En aras a conseguir la independencia de Navarra y el socialismo de Euskal Herria, organicemos entre todxs, desde ahora mismo, la nueva Unidad Popular.

Barakaldon, 2016ko azaroaren 26ean.

APORTACIONES AL DEBATE

Realimentación

Su mensaje se ha salido con exito